Los mayores y la playa, un mar de beneficios para las personas de edad avanzada.

El mar, a menudo, es sólo un lugar para refrescarse y tomar el sol, pero en realidad y en especial para las personas mayores, ofrece muchas oportunidades para mejorar la salud física y mental. 

 Hay un montón de estudios e investigaciones que demuestran todas las cosas buenas que puede hacer por el cuerpo, la mente  y la salud general:

1º.- El sonido de las olas como del agua al moverse  involucra nuestros cinco sentidos. Las ondas cerebrales entran en un estado de relajación, mayor percepción y permite al cerebro que descanse.

2º.- El mar ayuda a la concentración y a la reducción de la angustia.

3º.- La brisa marina es tremendamente favorable para las vías respiratorias. Además, está cargada de ozono y oligoelementos, nutrientes que se incorporan al organismo.

4º.- El agua de  mar, rica en sal, ayuda a restaurar la barrera natural de la piel, manteniendo su hidratación  En el agua de mar encontramos  elementos esenciales, así como vitaminas y microorganismos que liberan sustancias antibacterianas, todos elementos amigos que incluso pueden proporcionarnos un efecto antibiótico, ideal para mejorar heridas en proceso de cicatrización o para solucionar afecciones de la piel como la psoriasis.

5º.- El contacto superficial con agua del mar provoca reacciones fisiológicas muy positivas como reducir los edemas locales, los espasmos musculares o incrementar los efectos anestésicos locales, entre otros muchos beneficios.

6º.-El agua del mar es buenísima para la circulación, sobre todo si está fría, ya que actúa sobre el sistema vascular, produciendo un incremento del ritmo cardíaco y aliviando problemas de circulación.

7º.- El oleaje y las corrientes nos ayuda a hacer un esfuerzo por mantener el equilibrio, fortaleciendo músculos y articulaciones. Está muy recomendado para todas las personas que sufren artritis.

"Playa del Sablón" en Llanes