Llanes, un lugar privilegiado para la tercera edad.

La vejez es una etapa de la vida que se puede vivir con gran intensidad y felicidad.

Vivir de manera intensa la tercera edad es posible si, además de tener salud, los mayores se marcan una meta cada día que les haga sentir útiles.

 Si las condiciones físicas y mentales acompañan, existe todo un mundo de posibilidades para disfrutar, ya que a esta edad la población española cuenta con una mayor calidad de vida.

¿Pero qué hay que hacer para sentirse feliz?

Lo más importante para sentirse bien y feliz es mantenerse activo.

Ahora es cuando tiene la oportunidad de realizar aquellas actividades que anteriormente, por falta de tiempo por las obligaciones laborales, no podía hacer.

 

La soledad, el gran enemigo

Actualmente, los mayores tienen la suerte de poder dirigirse a diferentes asociaciones de mayores, casas culturales u otras organizaciones donde ofrecen desde talleres de memoria a cursos para aprender a manejar las nuevas tecnologías, clases de ejercicio físico adaptadas a su edad y condiciones, actividades de pintura, costura, música… que les serán atractivas y que les sirvirán de estímulo para conocer a otras personas con los mismos intereses o situación. Las relaciones sociales ayuda mucho a sentirse activo y a cuidarse»

La vejez es una etapa que la vida regala y, como tal, hay que aprovecharla.